Hoy es el primer día de septiembre y como cada año empezamos a preparar el material escolar y todo lo necesario para poder realizar de forma adecuada la vuelta al cole.

Pero este curso vamos a preparar otro tema que suele pasar inadvertido.

Estos días vamos a fijarnos en la actitud de nuestros hijos ante el inicio de las clases.

El volver al colegio supone reencontrarse con amigos, tener nuevo material, nuevos libros y asumir retos diferentes. Es normal que a algunos les alegre y a otros les produzca inquietud o una pereza importante.

También hay diferentes motivos para que el inicio del curso no sea el adecuado, desde un problema de aprendizaje hasta un conflicto puntual con amigos.

Pero para algunos chavales tener que volver al centro es más difícil.

Hay menores, niños y adolescentes, que el curso pasado sufrieron acoso escolar y volver a vivir esta situación les produce, como poco, niveles muy elevados de ansiedad.

Antes de empezar el curso vamos a comprobar si nuestro hijo o hija está triste, apagada o inquieto porque empieza el cole. Creemos que es importante que los padres observemos su actitud, sin dramatizar ni exagerar, pero atentos a las pequeñas señales que indican que algo no va bien.

Puede que tu hijo o hija sufriera acoso el curso pasado. Habla con ellos. Asegúrate porque el acoso escolar es bastante más frecuente de lo que te imaginas.

Los niños se avergüenzan de ello y no suelen hablar sobre el tema. Por lo que es fundamental que los padres estemos atentos, abordemos este problema con normalidad, haciendo hicapie en la nula responsabilidad de quien lo sufre.

Habla sobre este problema y entérate de quienes son sus amigos o amigas y como se desarrollan sus relaciones sociales en el centro. Es importante hacerlo antes de empezar el curso.

Es necesario que los padres nos preocupemos por sus libros o su material escolar, pero no deberíamos olvidarnos de que también hay que revisar cada inicio de curso si, nuestro hijo o nuestra hija, llevan dentro de la mochila agresiones, burlas o aislamiento social. Todos los padres debemos asegurarnos de que no carguen entre sus cosas con acoso escolar.

Belén Ruipérez